El herpes zóster  es una enfermedad producida por la reactivación del virus de la varicela y sus complicaciones constituyen un importante problema de salud pública.

Shingrix® (HZ/su), de la compañía GSK, es la segunda vacuna aprobada por la Agencia Europea del Medicamento contra el herpes zóster y la neuralgia postherpética, recombinante, adyuvada. Está indicada a partir de los 50 años de edad y también lo está en personas mayores de 18 años con alto riesgo de contraer la enfermedad.

La vacuna, recomendada por la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones, se administrará en España, en primer lugar, a personas mayores de 18 años con con inmunosupresión y ciertas enfermedades subyacentes: trasplantados (TOS, TPH), en tratamiento con quimioterapia, con hematopatías malignas, etc.

En función de la disponibilidad de dosis, se incorporará esta vacuna a la población en general a partir de los 65 años comenzando por las cohortes de más edad (80).

La vacunación completa consta de 2 inyecciones administradas con 2 meses de diferencia. Si es necesaria la flexibilidad en el calendario de vacunación, la segunda dosis puede administrarse entre 2 y 6 meses después de la primera dosis. Según la condición médica del paciente, también puede recomendarse la segunda dosis 1 mes después de la primera. En todo caso, es necesario seguir las recomendaciones oficiales.

Al igual que otras vacunas y medicamentos, Shingrix®  puede producir efectos adversos que por lo general suelen ser leves y de corta duración.

La vacuna se presenta en un pack consistente en dos viales, uno con tapón marrón que contiene el polvo (antígeno) y otro, tapón azul turquesa, con la suspensión (adyuvante) que deberán reconstituirse delicadamente antes de la administración, hasta conseguir una dosis de 0,5 ml.