En estos tiempos convulsos en que la pandemia por SARS-CoV-2 se extiende de forma alarmante por todos los rincones del planeta, no debemos olvidar que, silenciosamente y sin tanto ruido, enfermedades graves que podemos prevenir con vacunas, matan a miles de personas cada año. Según la Organización Mundial de la Salud mueren entre 300.000 y 500.000 personas al año por gripe o 140.000, en su mayoría niños, por sarampión. Es por ello que, aun en tiempo de crisis, no debemos descuidar la vacunación.

Que el coronavirus no nos nuble los sentidos pues de la misma manera que continuamos comiendo, bebiendo o durmiendo, otros patógenos nos acechan. No esperemos a que todo pase. Los profesionales de los centros de salud continúan ahí para atender las vacunaciones esenciales de nuestros bebes y otros colectivos sensibles.

Aun en tiempo de crisis, no hay que descuidar la vacunación

En este sentido, las autoridades sanitarias de las distintas comunidades autónomas, nos recuerdan la conveniencia de continuar y no retrasar la vacunación de:

  • Los niños, según el calendario de vacunaciones sistemáticas, hasta los 15 meses de edad.
  • La vacunación de las personas con condiciones de riesgo elevado.
  • Las mujeres embarazadas.