Las últimas noticias que nos llegan al respecto de las personas que migran cruzando el mar, nos hace plantear que las posibles enfermedades también viajan con ellos. Quizá son virus, bacterias…. de las que, en nuestro mundo, “el primero”, las tenemos controladas. Por tanto, estos hombres, mujeres y niños que están ahora, en este, nuestro país, tienen que estar protegidos  frente a ciertas patologías, al  igual que cualquiera de nosotros.
A parte del examen de salud, sería conveniente establecer medidas preventivas vacunales para todos los individuos, y más cuando no disponen de documentos que acrediten su estado vacunal. Uno no se enfrenta al mar, ni escala vallas con su carnet, si lo tiene, de vacunaciones en el bolsillo.
Si sabemos de dónde proceden estas personas tendremos una pista de las enfermedades que son endémicas ó epidémicas en su país de origen  y esto nos permitirá actuar en consecuencia. Hacer uso de Internet para buscar calendarios de vacunaciones de todos los países del mundo, nos facilitará la tarea.
Las pautas de rescate y/o aceleradas (como por ejemplo estas que publica el Departament de Salut de Catalunya) nos serán muy útiles para poder hacer una intervención vacunal correcta.

Y, por supuesto, no olvidar que son personas que, quizá, tengan que “volver”. Protegerlos contra enfermedades propias de  su país  será una buena decisión….al menos tranquilizadora para el profesional  que lo atendió.