Para la inmunización frente a la hepatitis B se dispone de dos tipos de productos: la vacuna y la inmunoglobulina específica (IGHB), aunque solo comentaremos la vacuna.

La vacuna contra el virus de la hepatitis B (VHB) es inactivada, preparada con antígeno de superficie del virus que se obtiene mediante técnicas de recombinación genética por lo que la capacidad de producir o contagiar la enfermedad es nula.

En España están comercializadas seis vacunas mono componente contra el VHB, todas seguras y eficaces, y de la que se administran 3 dosis siguiendo la pauta 0-1-6 meses o 4 dosis en los casos en que se precise una pauta acelerada.

Conocer las diferentes dosificaciones antigénicas que contienen las vacunas comercializadas, y la edad a las cuales van dirigidas, ayudará a realizar una correcta inmunización frente a esta enfermedad. Para ello es importante conocer las correspondientes fichas técnicas, disponibles en Centro de información online de medicamentos  (CIMA)

Las dosificaciones etiquetadas en los diferentes preparados tienden a crear confusión entre los profesionales, así por ejemplo la vacuna pediátrica HBVaxPro® 5 mµ (de Merck Sharp & Dohme) es equivalente a Engerix® B 10 mµ  (de GlaxoSmithKline) o bien formulaciones para adultos HBVaxPro® 10 mµ  equivale a Engerix® B 20 mµ. Ello es debido a que el Ag HBs usado por cada uno de los laboratorios corresponde a versiones diferentes del antígeno y por tanto igualan la inmunogenicidad con la cantidad de microgramos. Así pues, los productos son intercambiables.

A la vez que tenemos claro que existe una formulación pediátrica y una para adultos, recordemos que también están disponibles las vacunas de alta carga antigénica o con adyuvante, ambas más inmunógenas, destinadas exclusivamente para sujetos adultos; están indicadas específicamente en la ficha técnica para pacientes en prediálisis o diálisis, aunque se puede valorar su utilización en pacientes con alteraciones de la respuesta inmunitaria o pacientes no respondedores.

En estas vacunas, la confusión viene determinada por la forma de prescripción, que en ocasiones suele expresarse incorrectamente como “doble carga” o “doble dosis” de vacuna HB y se le hace difícil, al profesional vacunador determinar qué preparado debe administrar. En ese sentido, la prescripción correcta seria “vacuna contra la hepatitis B de alta carga antigénica” especificando pauta estándar o pauta acelerada.

Os dejamos aquí la ficha descriptiva