La semana mundial de la inmunización, se celebra entre el 24 i el 30 de abril de 2018. El tema elegido para este año es – Protegidos colectivamente # las vacunas funcionan-
El objetivo de este año es instar a una acción más decidida a favor de la vacunación en todo el mundo, y alienta a las personas en todos los niveles, desde donantes hasta el público en general, a ir más allá en sus esfuerzos por aumentar la cobertura de inmunización por el bien común.

A pesar de la gran oportunidad para la vacunación que representa y proporciona el Plan de acción mundial sobre vacunas, en el mundo hay más de 19,5 millones de lactantes que aún no reciben las vacunas básicas. Uno de cada 10 de estos niños nunca llegará a recibir una vacuna y probablemente nunca haya tenido contacto con ningún sistema de salud.
Durante el año pasado no se registraron cambios significativos en la tasa mundial de cobertura de la vacunación, que se ha estancado en el 86%. En España la tasa de vacunación de los lactantes es del 97% en las series básicas de primovacunación.
La vacunación evita entre 2 i 3 millones de muertes anuales. A mayor cobertura vacunal mayor número de casos de muertes evitables.
Es de mayor importancia conseguir coberturas vacunales elevadas para proteger a la comunidad.
Vacunar es una intervención preventiva que tiene una relación coste-efectividad excepcional.
Es muy importante el papel de los profesionales sanitarios en la trasmisión de la información a los padres y la población general, de la capacidad de las vacunas en la prevención de la enfermedad.
Las vacunas son seguras y eficaces. Previenen enfermedades que pueden ser graves, incluso provocar la muerte. Las personas deben vacunarse para su protección personal y colectiva. Vacunarse puede ser un acto solidario.