Cada día es mas habitual que en un mismo acto de vacunación (visita) se administre más de una vacuna a la vez, tanto en niños como en adultos. Mantener rutinas sobre las zonas en que se acostumbra a pinchar cada antígeno nos ayudará a discernir, en caso de una reacción local, cual ha sido la vacuna causante.

En este sentido, hemos considerado útil el diseño de un “mapa de vacunaciones” que nos puede ayudar a nosotros y a todos los profesionales del centro.

Descarga la infografía ( aquí ), cuélgala en tu centro de trabajo y compártela con tus compañeros.

Recuerda que, cuando administras más de una vacuna en un mismo acto, hay que hacerlo en zonas anatómicas distintas. Si ello no fuera posible, hay que respetar una distancia aproximada de 2,5cm. entre ellas.